Exposición engañosa.

Una noche me quedé pegada al obturador, según 20 minutos, y bueno ahora viendo los detalles de la fotografía no sé dónde ha quedado ésa…
Mi primera versión es que la cámara no aceptó la información luminosa e iba registrando por pedazos. La segunda versión es que no apreté lo suficientemente fuerte el botón…
Como sea, fue un ejercicio interesante, un total epicfail, pero ahora no olvidaré mi cámara que se queda abierta sin necesidad de mantener el dedo ahí, hasta que se entuma.